A vueltas con E/LE

Un blog de ELE (español lengua extranjera)

By

Muestras de estudiantes- expresión escrita DELE C2

Hoy comparto un escrito de un alumno de DELE C2 para una tarea recogida en la unidad 1 del libro Preparación al Diploma de Español Nivel C2, de la editorial Edelsa (autoras: Pilar Alzugaray y Paz Bartolomé). Compartir muestras de lo que hacen los alumnos es una forma maravillosa de contar con opiniones de otros profesores e ir creando un banco de muestras para la reflexión.

En dicha tarea se pedía la redacción de un informe sobre el estado actual del mercado español de libros electrónicos y su aceptación y uso entre la población, ya que la empresa que pedía el informe iba a sacar al mercado un nuevo modelo. Para elaborar el informe, el alumno disponía de una audición de una tertulia relacionada sobre el tema, un artículo sobre la opnión de algunos escritores y un análisis sobre las ventajas e inconvenientes del libro electrónico.

Aquí os dejo su informe (sin correcciones).

Editorialia.
A la atención del jefe de Marketing.
Tema: el estado actual de libros electrónicos

El estado actual del mercado español de libros electrónicos (o e-books) representa una compleja situación con varias opiniones a favor y en contra de su uso extendido. Para entender adecuadamente las actitudes hacia la digitalización de contenidos que tradicionalmente solo estaban disponibles en papel, hay que considerar los puntos de vista de tres grupos importantes: los lectores, los escritores y los editores.

Los lectores

Como consumidores de los contenidos digitales, merece la pena examinar cuáles son las opiniones de los lectores. Las ventajas principales de los e-books sobre libros en papel mencionados por los lectores entrevistados incluyen el ahorro de espacio, la facilidad de llevárselos de un sitio a otro y la oportunidad de compartir cantidades grandes de contenidos. Pese a estas ventajas, los dispositivos o e-readers, los que son necesarios para leer libros electrónicos, aún se consideran caros y también es difícil compartir un dispositivo entre los miembros de una familia. No obstante, se reconoce que hay una tendencia actualmente a disponer de un ordenador, móvil o cámara personal entre miembros de la misma familia y puede que esta tendencia extienda a los e-readers en el futuro.

Los autores

Como proveedores de los contenidos, es importante destacar las actitudes de escritores hacia este nuevo modo de hacer disponibles sus obras. Existe una gama amplia de opiniones. Algunos autores se han declarado en contra del uso de los libros electrónicos, por ejemplo Mario Vargas Llosa, quien opina que desvaloran la experiencia de la literatura. Otros como Rosa Montero han optado a poner sus libros en acceso tanto en papel como en formato digital pero sigue ella teniendo dudas significativas sobre la calidad de protección de los derechos del autor con el uso de los e-books. Sin embargo, parece que las actitudes de los escritores están en proceso de cambio: Nick Hornby, quien previamente había negado a proveer contenidos digitalmente, ahora acaba de lanzar obras exclusivamente para e-readers.

Los editores

Dado que los editores observan y responden a la demanda del mercado, hay tener en cuenta sus opiniones de este nuevo sector. Cabe destacar que el catálogo de libros electrónicos en español permanece pequeño, aunque se prevé que los libros electrónicos representarán una mitad de los negocios de los editores en 2015. Pese a esta predicción, muchos editores se ven preocupados por las pérdidas debidas a la piratería, las que se estiman estar en el torno a los 150.000 millones de euros. No obstante, los usuarios mantienen que esto es evidencia de la demanda no satisfecha para estos contenidos en formato digital. Además, los libros electrónicos cuestan más que los en papel debido a su tasa actual de IVA, pero los editores tienen la intención de defender una reducción del IVA para que no haya una diferencia entre el precio de los mismos libros en distintos formatos. Si esta acción tiene éxito, los ahorros de distribución y impresión que conllevan los e-books pueden permitir que se resulten más baratos en el futuro.

En conclusión, el mercado de los libros electrónicos está en proceso de desarrollo pero, al haber examinado las opiniones de estos tres grupos importantes, parece que su uso seguirá incrementando debido a las ventajas numerosas que ofrecen para todos.

Share
A %d blogueros les gusta esto: